Juan Rodríguez López ((1879-1960), el primer profesor mercantil

En el curso 1907-1908 se registra un hito en la Escuela Superior de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. Y es que el primer graduado como profesor mercantil salido del citado centro fue “el aventajado alumno Juan Rodríguez López, quien obtuvo la nota de sobresaliente en todos los ejercicios, así como previo los correspondientes de oposición, el premio extraordinario del título de contador mercantil”. Hay que recordar que el aludido título de profesor mercantil se asimiló, por Ley, en 1908, al de licenciado de Facultad.

Pero Juan Rodríguez López (1879-1960), que fue un personaje muy especial, no ejerció tal carrera. Donde auténticamente se distinguió fue en su faceta de médico. Pero antes había sido militar. Al terminar sus estudios en la Academia de Toledo causó asombro, pues terminaba con una edad mucho menor que la usual. ¿Causa de esta diferencia? Primero, su clara inteligencia y, después, la guerra de Cuba, que demandó gran necesidad de militares.

Estando de teniente destinado en Santa Cruz, es cuando se matricula en la referida Escuela de Comercio donde, como hemos visto, no solamente obtiene el título de profesor mercantil sino,  más adelante, el de intendente mercantil. Este acontecimiento ya causó en aquella época curiosidad y admiración, pues el día 6 de  junio de 1908 se podía leer en la prensa local la siguiente nota informativa: “Terminó con brillantes notas su carrera de Comercio, en la Escuela Superior de esta capital, el ilustre oficial de Infantería, don Juan Rodríguez López”. En dicha  nota también se apuntaba que marchaba a la Facultad de Medicina de Cádiz para examinarse del primer curso. ¿Cómo había surgido aquella vocación? Aseguran quienes le conocieron que era tan curioso respecto a todo lo que fuera ciencia, que encontrándose enfermo de un proceso de estómago, decidió:” Me haré médico; yo seré el  más indicado para curarme”. Si fue así, nos demuestra que aparte de su ambición por saber, poseía el don de la vocación necesaria para ser médico, como lo demostró a través de una vida dedicada intensamente a esta profesión donde, en marzo de 1926, se le contabilizaron siete mil operaciones, en aquella clínica ubicada en el Barrio de los Hoteles, anexa a la emblemática Plaza de los Patos, clínica que fundó en 1912, y que fue mejorando e incorporándole los adelantos “que aconseja la ciencia”.

(Nuestro personaje perteneció a la famosa saga tinerfeña  de los Rodríguez López, compuesta, en orden cronológico, por diez hermanos: el ya mencionado Juan; Manuela; Álvaro, el naviero más importante de Canarias; Julia; Heliodoro, ilustre presidente del Club Deportivo Tenerife-; Imeldo, capitán de la Marina Mercante ; Conrado, empresario, agricultor y naviero; Adalberto, médico,  fundador y propietario de la Clínica Nuestra Señora de los Reyes ; Eulalia, esposa de Ángel Capote Rodríguez; y Corviniano, pionero de los tratamientos oftalmológicos de su época).

Para concluir estas pinceladas retrospectivas reiterar que el  primer profesor mercantil que salió de la Escuela Superior de Comercio de Santa Cruz de Tenerife fue Juan Rodríguez López, durante el curso 1907-1908; por cierto, el referido centro docente estaba  ubicado en esa época en toda la segunda planta del Ayuntamiento de Santa Cruz. Y el último eslabón de esta cadena de profesores mercantiles lo protagonizó durante el curso 1978-1979, una mujer, Hortensia Hernández Pérez, de notables vinculaciones empresariales y turísticas.

Web de la noticia: http://eldia.es/

Miembro de: Economistas - Consejo General     Empresa colaboradora con convenio: Canarlab

Síguenos en Linkedin

Contacte con nosotros

  • Calle de La Tolerancia Nº 14, 1º | 38001 Santa Cruz de Tenerife
  • 922 283 052
  • 922 278 645
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • De lunes a lueves: 9:00 a 16:00 hrs.
    Viernes: 8:00 a 14:00 hrs.